Pride Month

Carlos Medina

Carlos Medina Hernandez - Strategic Marketing Manager - Samsung Ads

Desde que el mundo es mundo las diferencias existen en la humanidad; diferencias por el lugar de nacimiento, por la familia a la que pertences, por el nombre que llevas, por lo que crees y lo que no crees, por el color de piel y por lo que decides amar y por desgracia estas diferencias han sido muchas veces causa de persecuciones feroces y hechos lamentables. Pienso fielmente que son las diferencias las que nos fortalecen y definen como sociedad y erróneamente las hemos suprimido, maquillado e incluso invisibilizado llevándolas a sobrevivir en un cajón obsoleto o un closet oscuro.

Personalmente me he propuesto dejar ser tomado como una etiqueta, dejar de ser una cuota y ser simplemente yo, y sobre todo, apoyar desde la posición en la que me encuentre.

Siendo muy sincero, el trabajo más constante y complejo ha sido con la familia y las personas más cercanas, eso incluye por supuesto mis compañeros de trabajo. Es peculiar esa sensación de Distinto incluso la sensación de inclusión.  Si lo piensas detenidamente ¿Por qué un grupo tendría que invitar a otros a incluir a alguien en especial? Es tan extraño como tratar de organizarnos según el color de tu preferencia, la talla de calzado, el gusto por la comida oriental o si por las mañanas prefieres té o café ¿Absurdo, no?

   Pienso que las decisiones y gustos personales, son eso Personales, y solo deberían afectar/beneficiar a quien elige. Estas decisiones incluyen desde luego a las grandes masas incluidas las marcas, éstas se suman cada vez más al tren que llamamos el #Pridemonth, y quiero pensar que lo hacen desde una auténtica intención de alianza, y no desde un movimiento meramente mediático, mucho me temo, que cuando lo hacen desde esta última, se nota y pierden credibilidad ante los ojos de muchos consumidores, incluso de ese mercado rosa.

Es una realidad que los clichés, los estigmas y la violencia nos acompañaran (espero no por mucho tiempo), por ahora prefiero aplaudir y celebrar la visibilidad que se ha dado a la mal llamada minoría, la ola arcoíris ha escalado a posiciones de liderazgo, política, activismo, producciones de contenido, a los escenarios masivos, el prime time, y con mucho gusto veo que cada vez más se abraza más la causa.

En este mes que hemos llamado el mes del orgullo, orgullo de ser quien soy y ser congruente conmigo mismo, quiero detenerme y decir gracias. Gracias a todos aquellos que nos han mirado, que nos han defendido, que han creído en nosotros, que nos invitan a la reflexión, que nos acompañan a marchar, que alzan la voz tan fuerte como nosotros, que abrazan nuestras diferencias, que respetan nuestra expresión y lo más importante para mí, que nos miran como iguales.

El orgullo es siempre. 

Version Digital

Proximamente

 


Recibe las noticias mas relevantes de marketing y negocios
gota a gota