¿Cuál debe ser el papel de la responsabilidad social corporativa en la lucha contra la violencia de género?

Asya Vildt, Directora de Sostenibilidad y Excelencia Operativa de inDrive

Por: Asya Vildt, Directora de Sostenibilidad y Excelencia Operativa de inDrive

En México, siete de cada diez mujeres han sufrido algún tipo de violencia: sexual, física, psicológica, económica y patrimonial en diversos ámbitos. Esta alarmante estadística representa las experiencias de nuestras madres, hermanas, amigas y colegas, subrayando la necesidad de garantizar igualdad de condiciones, trato y oportunidades en todos los aspectos de la vida.

Las iniciativas para combatir la violencia de género deben ser una prioridad no solo gubernamental, sino una responsabilidad compartida por toda la sociedad. Organizaciones sin fines de lucro, colectivos ciudadanos y empresas deben colaborar para crear un entorno más seguro y equitativo para todas las mujeres.

Responsabilidad social corporativa: un compromiso clave

La responsabilidad social corporativa (RSC) es esencial en la búsqueda de soluciones. Entendida como el compromiso de operar de manera ética y sostenible para contribuir al bienestar de la sociedad y el medio ambiente, la RSC es una herramienta para construir mejores escenarios para las mujeres. Es crucial que las empresas se comprometan genuinamente con la causa, más allá del beneficio comercial. Incorporar la perspectiva de género mejora la vida de las personas, sociedades y países, enriqueciendo todos los ámbitos productivos.

Campañas de apoyo y empoderamiento: ¿dónde estamos parados?

Una forma de contribuir a la igualdad de género es a través de programas de apoyo y empoderamiento. Asociaciones como la Fundación Origen y Casa Gaviota ofrecen refugio, asesoría y programas de empoderamiento para mujeres que han enfrentado violencia. Estas organizaciones han tejido redes de apoyo comunitario y colaboraciones estratégicas. inDrive participa en esta sinergia con la campaña "Viaja para Donar", contribuyendo un porcentaje de las ganancias a ambas organizaciones.

Figuras destacadas como Hannah Töpler, CEO de Intrare, y Lizeth Martínez, conductora y protagonista del documental Inner Drive (2024), apoyan solidariamente este movimiento por la equidad y la justicia social.

Marcando la diferencia contra la violencia de género

La unión de organizaciones y la responsabilidad social corporativa muestran que la lucha contra la violencia de género es una causa común que necesita de todos. Como mujer y líder, esta causa resuena profundamente conmigo. He sido testigo de la fuerza y resiliencia de mujeres que han enfrentado retos inimaginables, inspirándome cada día y alimentando mi dedicación.

Es momento de marcar una diferencia tangible; dar un paso hacia un entorno más seguro y solidario para las mujeres que han sufrido violencia. Imaginemos el impacto colectivo que podemos lograr juntos: cientos de miles de acciones que se traduzcan en un apoyo real y significativo para las personas vulnerables.

Impulsemos juntas el cambio a través de este movimiento colectivo para enfrentar el reto de la igualdad de género.

Version Digital

Proximamente

 


Recibe las noticias mas relevantes de marketing y negocios
gota a gota